San Salvador conmemora 207 años del Primer Grito de Independencia


El 5 de noviembre de 1811, por la madrugada, el prócer José Matías Delgado repicó las campanas de la Iglesia La Merced como llamado a independizarse de la corona española. El Alcalde Muyshondt retomó la tradición de conmemorar esta fecha y pidió a los asistentes que hagan patria a diario, y adopten los mismos ideales por los que nuestros próceres buscaron la independencia.


 

San Salvador. En el marco de los 207 años del Primer Grito de Independencia, el Alcalde de la Ciudad de San Salvador, Ernesto Muyshondt; repicó las campanas de la Iglesia La Merced como un homenaje del acontecimiento histórico que vivió nuestro país el 5 de noviembre de 1811.

“Nos encontramos en el lugar donde se escribió un capítulo trascendental de nuestra historia. Un episodio que estaba motivado por el ímpetu libertario del prócer José Matías Delgado. Fue hace 207 años cuando en la cúspide de esta torre, de la Iglesia La Merced, las campanas sonaron a las cuatro de la madrugada para hacer un llamado a dar el Primer Grito de Independencia de San Salvador y las demás provincias de Centro América”, dijo el Alcalde Muyshondt.

Los próceres José Matías Delgado, Manuel José Arce y los hermanos Aguilar, motivaron esta gesta, pero fue Matías Delgado quien repicaría las campanas de la iglesia La Merced, ubicada en el corazón de la capital, el 5 de noviembre de 1811 con el cual se hacía un llamado a independizarse de la corona española. El Alcalde Muyshondt habló de la importancia de retomar esta tradición que estuvo olvidada en los últimos años.

Para el edil, conmemorar esta fecha es importante porque fue el punto de partida del mejor tributo rendido a la República: La Libertad.

En ese sentido, Muyshondt hizo un llamado a todos los salvadoreños a hacer patria a diario, y adoptar los mismos ideales por los que nuestros próceres lucharon y que permitieron que hoy seamos una nación que respeta las libertades como esencia de la democracia.

“Estoy seguro que de ahora en adelante será más fuerte el sonido de la esperanza que repicará en los salvadoreños, porque nuestra gente lo que quiere es tener la certeza que vamos hacia un escenario en el que puedan tener las condiciones necesarias para desarrollarse”, agregó Muyshondt.

Los asistentes también disfrutaron de una tarde alegre al ritmo de la marimba municipal. También hubo arte a cargo del estatuismo, y el color del evento lo protagonizaron los fuegos artificiales.

 

Lunes 5 de noviembre de 2018